Orígenes del Liderazgo en la especie Humana

56cc07084d2a580984c5e64a6dbe6ed3_1MFragmento tomado de: [Psicología y Empresa]

Desde sus formas de organización más primitivas, es interesante reparar en el hecho de que el ser humano se encuentra inmerso en un sistema de jerarquías.

De hecho, como en su día apuntó Desmond Morris (1967) en su irreverente mirada a la especie humana, el que exista una rígida jerarquía social entre grupos de primates, es de vital importancia en el día a día, cuando se establece un miembro dominante en la cúspide de esta estructura y el resto de los integrantes debajo de él, casi desde una conducción tiránica.

En el caso del hombre al pasar a su papel de cazador, actividad que exigía un trabajo grupal, el estilo tiránico primitivo tenía que modificarse para poder asegurarse la colaboración de los miembros más débiles cuando estuviesen de caza.

Y con la evolución de las civilizaciones, la búsqueda de una explicación al porqué ciertos individuos ejercen una influencia sobre otros, ha sido el santo grial de muchos pensadores a lo largo de los siglos. Desde el pasado remoto surgen ecos que testimonian la aparición de líderes y seguidores. Ya desde la época de los egipcios existían jeroglíficos para denominar al liderazgo (seshemet), al líder (seshemu) y al seguidor (shemsu).

La conducción del pueblo israelita hacia su liberación del yugo de los egipcios, de la mano de Moisés, convierte a los profetas, jefes de tribus, sacerdotes y reyes, en modelos para sus pueblos siguiendo la tradición judeo-cristiana plasmada en el antiguo y nuevo testamento.

Los clásicos griegos y latinos hacen lo propio en su vasto legado cultural y filosófico. En La Iliada de Homero, por ejemplo, se ponen de relieve los conceptos griegos con los que debían contar los dirigentes ideales, encarnados en la valentía de Aquiles, la sabiduría de Néstor, la sagacidad de Ulises, el sentido de justicia de Agamenón.

Pero el interés por el liderazgo, no se limitó a la cultura occidental. En Oriente, Confucio (551 adC. – 479 adC.) Decía que “Si el príncipe es virtuoso, los súbditos imitarán su ejemplo”, en sus Analectas dejó clara su filosofía moral, clave para las relaciones humanas: “El ren que es la virtud de la humanidad y a su vez está basada en la benevolencia, la lealtad, el respeto y la reciprocidad”, pero destacando que estas relaciones tenían una característica principal: el superior tiene la obligación de la protección y el inferior, de lealtad y respeto.

La Mesoamérica precolombina estaba organizada en fuertes Estados teocráticos, llamados así porque toda la autoridad residía en los sacerdotes y porque el jefe de estado era considerado como un dios. En el caso de los soberanos aztecas, el poder se concentraba en el Tlatoani y curiosamente la etimología deriva del náhuatl tlahtoani o “el que habla”. La concepción mesiánica que los aztecas tenían de sí mismos al considerar que eran el pueblo elegido para mantener con vida al sol, justificaba el aparato teocrático-militar dominante sobre las otras clases sociales.

Resumiendo, podemos coincidir con Paige (1977), que todas las sociedades han creado mitos para proporcionar explicaciones aceptables para el dominio de sus líderes y la sumisión de sus subordinados. No obstante, el patrón de conductas que son vistas como aceptables en los líderes, difiere de una época a otra y de una cultura a otra. Esto también está relacionado con la forma en la cual se han constituido diversas sociedades, desde el punto de vista antropológico, éstas pueden clasificarse de acuerdo al grado en que diferentes grupos dentro de una sociedad tienen acceso a distintas ventajas, como recursos, prestigio o poder.

Anuncios

4 comentarios en “Orígenes del Liderazgo en la especie Humana

  1. En concordancia con el extracto seleccionado del artículo, se puede decir que desde el punto de vista conductual del ser humano, siendo el mismo un ser netamente social, necesita estar agrupado con otros, sin embargo esos grupos deben tener una especie de estructura jerárquica que imponga un orden natural a las interacciones entre sus miembros. Es así como cada integrante del grupo social ocupa un rol y hay quienes ejercen un rol tipo lider sobre parte del gurpo social, marcando así su comportamiento colectivo.

    Me gusta

  2. Compañeros muy interesante su postura acerca de los orígenes inciertos del liderazgo, yo me enfoco en la idea de que el liderazgo surge como una necesidad de los seres humanos asociada a los factores tanto de seguridad como de alimento.Se supone que en las primeras sociedades era necesario para la subsistencia del clan la constante lucha contra agentes invasores como: personajes de otras tribus e inclusive animales feroces que ostentaban los recursos de un grupo determinado, lo que obligó a la organización y distribución de tareas entre los distintos individuos que conformaban los clanes ya mencionados. He allí que al existir dicha división de responsabilidades, se puede deducir que se produjo cierto caos al presentarse falta de coordinación a la hora de lograr ciertas metas requeridas, es por ello que yo concibo que esta situación hizo que se erigiera la figura del líder del clan, el cual, obviamente destacaba del grupo por sus cualidades aceptadas por todos y que permitían resolver los infortunios presentados. Bueno, esos fueron los comienzos, luego el liderazgo tuvo modificar su concepción a causa de otros factores, pero eso es otra historia. Atentamente José Pérez. 12370277

    Le gusta a 1 persona

  3. Saludos compañeros, muy buena postura sobre el liderazgo en la especie humana, recordemos que desde un punto de vista evolucionista entendemos que el liderazgo es y será una estrategia adaptativa de coordinación social. Es como un fenómeno grupal, que incluye una series de diferencia en la capacidad de algunas personas para influir sobre otras, todo con el propósito de alcanzar objetivos comunes en el grupo, el liderazgo en la especie humano es un proceso dinámico en el que todos los miembros del grupo interactúan entre sí para coordinar sus acciones en pos de dichos objetivos.

    Me gusta

  4. Excelente presentación, felicitaciones!!! E n la evolución del Liderazgo la investigación en la primera mitad del pasado siglo se centró en identificar cuáles eran los rasgos físicos de personalidad, de capacidad depersonal) que definen el líder y trató de relacionar éstos con la eficacia del mismo.
    Progresivamente, el foco de atención se desplaza a las conductas, lo que origina las denominadas teorías de estilo y conducta, cuyo supuesto básico es que los miembros de una organización serán más eficaces con líderes que utilicen un stilo particular de liderazgo (Salazar, 2006).
    A ese foco en conductas, le sigue la preocupación por los contextos, es decir, por la influencia que ejercen sobre las conducta y los estilos de liderazgo las coordenadas contextuales en las que se desempeñan el trabajo ( teorías de contingencia y situacionales) (Salazar, 2006).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s